RINCÓN DE LA PALABRA – VIERNES 15 DE ENERO

RINCÓN DE LA PALABRA DEL VIERNES 15 DE ENERO: JUAN 1, 35-42

-Hemos vuelto al colegio. Estamos en un nuevo año que tenemos que afrontar con ilusión y esperanza. No podéis olvidar que la juventud sois el futuro de la sociedad. El mundo será, en parte, lo que vosotros decidáis que sea. Por ello os estáis formando.

-Este hecho que es incuestionable y que solemos olvidar, lo encontramos de alguna forma en el evangelio de este domingo. Ha pasado la Navidad, el misterio de Dios hecho hombre, persona, uno de nosotros, y ahora, hoy, JESÚS comienza su vida pública, su vida diaria, la que tenéis que vivir y dar forma. Como si estuviera en cada una de las clases del colegio, nos da un consejo, en forma de pregunta, para llevarlo a cabo.

1.¿QUÉ BUSCÁIS? Juan envía a Andres y a Juan a Jesús, para que lo dejen a él y comiencen a seguir al Maestro. ¿Qué buscáis? Esta pregunta está presente en todas las generaciones de la historia, ¿qué buscamos? ¿A dónde queremos dirigirnos? La respuesta no la hallaréis en ningún libro, está en vuestros corazones, en vuestros sentimientos y pasiones. Dicho de otra forma, está en VUESTRAS VOCACIONES. Ahora bien, todo ello, nos lleva a otra pregunta que se deriva del evangelio.

2.¿QUÉ SEGUÍS? Muchos estudiosos, literatos, personas que han comentado la figura de Jesús y sus discípulos, se han hecho la misma pregunta: ¿qué vieron en Jesús para dejarlo todo y seguirle? Y cada uno de nosotros, desde el más pequeño al último, ¿qué seguimos, cuáles son nuestros referentes, construyen, destruyen, me animan? Para que sepamos si aquello que buscamos y seguimos tiene sentido y vale la pena, tenemos que fijarnos el grado de implicación con nuestra vida y con nosotros mismos.

3.JESÚS se abre completamente a Andrés y a Juan y los invita a su vida, les abre las puertas de todo lo que tenía, sin condiciones, ni prejuicios, ni preguntas previas, los acepta como son, con sus defectos y virtudes. Les hace partícipe de su vida desde la más absoluta libertad y respeto a sus vidas. Tengamos en cuenta para este año que aquello que busquemos y sigamos nos construya y nos edifique para encaminarnos hacia una vida plena y feliz. SUERTE.