RINCÓN DE LA PALABRA – VIERNES 11 DE DICIEMBRE

By 10 diciembre, 2020 Rincón de la Palabra

RINCÓN DE LA PALABRA DEL VIERNES 11 DE DICIEMBRE: JUAN 1, 6-28

-El tercer DOMINGO de Adviento es más conocido como el DOMINGO DE LA ALEGRÍA. En la vida, cuando se aproxima un acontecimiento importante que nos llena y esperamos con impaciencia, hace que toda la realidad cambie y se transforme. Qué importante es que la vida esté compuesta de pequeñas alegrías, de pequeños momentos, de pequeños gestos, de momentos sencillos que nos inviten a valorar la vida que tenemos.

-En el evangelio de este domingo tan importante tenemos a Juan como aquel que nos indica dónde está la luz, dónde está lo verdaderamente importante, dónde tenemos que fijarnos para no despistarnos. Hoy estamos expuestos a miles de distracciones, a luces que no nos ayudan, a ídolos caducos que se apagan al momento.

-Preguntan y señalan a Juan como El Señor, y Juan responde que él sólo ha venido a señalar el verdadero CAMINO, que el que está a punto de nacer es el verdadero CAMINO, VERDAD Y VIDA. Juan se presenta como TESTIMONIO de la luz.

-¿DE QUÉ SOMOS TESTIMONIOS? ¿QUÉ CAMINOS QUEREMOS PREPARAR? ¿Y QUÉ AVENTURAS QUEREMOS RECORRER? El Adviento es la oportunidad para que nos preparemos la mochila de nuestra vida, para que respiremos y sepamos a dónde queremos ir y con quién queremos hacerlo. Juan lo tuvo claro desde el principio con una muestra absoluta de humildad y sencillez.

-Cada domingo de Adviento nos acerca al gran día de la Navidad y no es otro que la Nochebuena. ¿Qué vamos a dejar nacer este año para llevarlo a cabo? ¿Qué voy a dejar nacer en mi familia, en la escuela, con mis amistades? ¿Voy a ser luz? Cada uno es responsable de esa decisión y camino y Jesús que va a nacer te dice: “Si quieres, y tienes sitio en tu corazón, TE ACOMPAÑO, PASE LO QUE PASE”.