EL CAMINO HACIA LA PASCUA: EVANGELIO Y CONFINAMIENTO DOMINGO DE RAMOS, 5 DE ABRIL: MATEO 21, 1-11- 27, 11-54

By 5 abril, 2020 Colegio, Pastoral

Hoy comenzamos de la mano de Jesús. Cualquier inicio de un proyecto, de un viaje o de cualquier empresa humana nos produce alegría, pero también dudas y temores. Recordemos la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén y cómo y dónde acaba Jesús: condenado, insultado y crucificado en la cruz. ¿Qué podemos entender de todo ello? ¿Cómo aplicarlo al confinamiento que estamos viviendo? Jesús, ante el entusiasmo de sus discípulos, devorados por una sensación de grandeza y victoria, les transmite su final y con ello comienzan las dudas, deserciones y traiciones. De igual forma, hace unas semanas la mayoría de nuestro entorno, llevaba una vida apacible, con los problemas que surgían a diario, pero sin dudas de que al día siguiente se tenía que seguir. De pronto, como a los discípulos, nos han asaltado las dudas y la incertidumbre. ¿Qué va a pasar conmigo, con mi vecino, con mi compañero de trabajo…? 

 

La fórmula de Jesús ante todo esto es sencilla: humildad y servicio. Sólo hay alegría en el encuentro con la otra persona, en el abrazo, en el cuidado de las necesidades de mi hermano. Jesús nos insiste una y otra vez en que no dejemos de lado aquello que es importante. Y para realizarlo se requiere de humildad y sencillez. ¿Cuánto tiempo hemos perdido en modas, programas, hábitos y costumbres que no han configurado nuestra vida desde la plenitud? El Domingo de Ramos es una invitación a que el verdadero triunfo en la vida no es el aplauso y el reconocimiento, el consumo y la vida fácil, sino el servicio, la solidaridad y la ayuda. 

¿Cómo vivir el inicio de esta Semana Santa, hoy Domingo de Ramos? Siendo positivos en casa, creando un ambiente constructivo, que ahí donde haya ansiedad, ponga yo tranquilidad, que ahí donde se dé un grito, ponga la calma y el perdón. Todo depende de cada uno de nosotros. FELIZ DOMINGO DE RAMOS.