El edificio es un antiguo palacio tardo renacentista. La fachada conserva una entrada con dintel de piedra y escudo heráldico de la familia de los barones de Cortes y Ruaya, sus primeros propietarios. El patio central se sustenta en dos arcos rebajados. Aún se conservan un arco y una columna originales en el piso superior, así como una pequeña capilla. El patio era la entrada de carruajes y las caballerizas estaban donde ahora se encuentra el patio de butacas.

El Teatro Escalante es propiedad del Patronato de la Juventud Obrera. Desde 1985 está alquilado a la Diputación ón Provincial de Valencia. La sede del Escalante está ubicada en la calle Landerer, 5, antigua sede del Patronato.

Con el tiempo, se anexionaron al palacio algunas viviendas contiguas. La portalada del edificio situada a la izquierda es en la actualidad la puerta de artistas y acceso directo al escenario. Esta unión de edificios ha dado lugar a un centro con una curiosa e intrincada distribución.

El teatro se construyó a principios del siglo XX y muestra un aire modernista por las guirnaldas que adornan los palcos y la boca del escenario. Las columnas de hierro visto proceden de un barco hundido en la guerra del 1914-1918.

El Patronato a lo largo del año tiene reservadas algunas sesiones para sus actos propios.