20 de marzo de 2019.

Quien quiera ser el primero- o sea el más importante- que sea el último de todos y el servidor de todos. Quien quiera ser grande, que sirva a los demás, no que sirva de los demás. Los discípulos discutían quien ocuparía el lugar más importante, quién sería seleccionado como el privilegiado, quien estaría exceptuado de la ley común, de la norma general para destacarse en un afán de superioridad sobre los demás. Y Jesús les trastoca su lógica diciendo sencillamente que la vida auténtica se vive en el compromiso concreto con el prójimo. Es decir, sirviendo (20-9-2015).